Camerata Contrapunto
Producciones

¿Eres artista y crees que puedes colaborar con nosotros?

 

Una forma de ser

En Camerata Contrapunto tenemos una forma de ser determinada.

Pensamos que crear una orgnización por el mero hecho de entretenerse o "matar el tiempo", tiene los días contados. Nuestra ambición es la de perdurar en el tiempo y creemos que hay una serie de aspectos que nos van a ayudar a lograrlo.

Promoción musical

No tendría sentido Camerata Contrapunto si no hubiera de antemano un gusto por la música. Tanto la propia asociación como los colaboradores tenemos un gran entusiasmo por la música. La música ha movido, mueve y seguirá moviendo al mundo y una de las cosas que hace que este mundo merezca la pena es la música. Por ello nuestra primera intención es la difusión de la misma y llevarla al mundo entero.


Promoción de jóvenes artistas

No hay músico en el mundo que no quiera darse a conocer. En Camerata Contrapunto luchamos por la promoción de jóvenes artistas que dan su tiempo y sus esfuerzos para ayudar en esta labor y esperamos que la pertenencia a la organización les abra puertas y sea una ventana abierta al exterior que ayude a ese conocimiento.


Promoción social

Otra de las intenciones de Camerata Contrapunto es la de crear los mecanismos que puedan ofrecer oportunidades laborales a través de su actividad. Por eso el apoyo de la sociedad y las instituciones es tan importante para lograrlo. Pensamos que es una responsabilidad de la sociedad en general y nuestra al mismo tiempo, al pertenecer a ella.


Promoción y ayuda a proyectos humanitarios

Nuestra vida podría pasar con grandes éxitos y reconocimientos, pero quedaría vacía si no hubieramos aportado algo más a este mundo tan injusto y desigual.

La Dirección de la Asociación Aragonesa Musical Camerata Contrapunto tiene un ideario católico que respeta y no discrimina a nadie por su orientación religiosa, política, social y sexual, pero declara su pertenencia y se compromete en proyectos humanitarios aportando el 10% de sus ingresos a la Iglesia Católica para tal efecto.

En estos momentos colaboramos con SERCADE (Servicios Capuchinos para el desarrollo) a través de nuestra aportación a la parroquia de San Francisco de Asis de Zaragoza.